Lo que dice la ciencia para adelgazar de forma fácil y saludable

16/4/2014

Más estudios encuentran ventajas para diabéticos a dietas bajas en carbohidratos


Quizás sea debido a alguno de mis sesgos, pero últimamente me parece que se están publicando algunos ensayos que dan que pensar respecto a las directrices y recomendaciones dietéticas que se suelen seguir al tratar a las personas con diabetes tipo 2. Pero algún programa de intervención suspendido por sus escasos resultados y alguna reciente revisión  abriéndose a otras aproximaciones dietéticas, me llevan a pensar que debe haber algo más que mi propio sesgo. De hecho, como expliqué hace unos meses, las últimas recomendaciones de la American Diabetes Association (ADA) parecen confirmar que algo se mueve en la nutrición para los diabéticos.

Sea sesgo, sea realidad, les traigo un par de ejemplos más de estos aires de cambio.

Se acaba de publicar el estudio "A Randomized Pilot Trial of a Moderate Carbohydrate Diet Compared to a Very Low Carbohydrate Diet in Overweight or Obese Individuals with Type 2 Diabetes Mellitus or Prediabetes", en el que investigadores norteamericanos han comparado los resultados de dos grupos de personas obesas y con diabetes o prediabetes. Uno de los grupos siguió las recomendaciones dietéticas de la ADA que se publicaron en 2011, una propuesta moderada en carbohidratos, baja en grasa y restringida en calorías. El otro siguió una dieta muy baja en carbohidratos (cetogénica), alta en grasa y sin restricción calórica.

Tras tres meses, el índice de hemoglobina glicosilada (un indicador del control de la glucosa) mejoró ligeramente en los seguidores de la dieta cetogénica que además adelgazaron 5,5 kilos de media. Los de la dieta oficial perdieron 2,6 kilos y no vieron cambios en su hemoglobina glicosilada. Además, un 44% de los que siguieron la dieta cetogénica pudo abandonar uno o más medicamentos para la diabetes, frente al 11% de los seguidores de la dieta oficial que pudieron hacer lo mismo. En el resto de variables analizadas, no hubo cambios significativos.

El otro estudio que quiero enseñarles se publicó hace unos días en Diabetes Care, precisamente la revista de la ADA, con el título The Effects of a Mediterranean Diet on Need for Diabetes Drugs and Remission of Newly Diagnosed Type 2 Diabetes: Follow-up of a Randomized Trial. En este caso se trata de un trabajo orientado al largo plazo, comparando los efectos en diabéticos durante casi una década de una dieta mediterránea baja en carbohidratos y de otra baja en grasas. De nuevo los que siguieron la dieta baja en carbohidratos estuvieron más tiempo sin tomar medicación, tuvieron un mayor índice de remisión de la enfermedad y mayor esperanza de vida.

No sé a ustedes, pero como explicaba en este post anterior sobre las últimas recomendaciones oficiales para el tratamiento dietético de la diabetes, a mí me parece una buena noticia que existan múltiples posibilidades, ya que así será mas sencillo encontrar la mejor dieta para cada paciente. ¿No creen?

14/4/2014

Breve resumen sobre el índice de masa corporal (IMC)

El siguiente texto es una traducción libre del artículo "A number that may not add up" publicado hoy mismo en Well, The New York Times.

"En julio de 1998, el National Institutes of Health (NHI) cambió lo que significa tener sobrepeso, definiéndolo como un índice de masa corporal (IMC) de 25 o mayor para los adultos. Hasta entonces el corte se había hecho en 28 para los hombres y 27 para las mujeres, y de repente unos 29 millones de estadounidenses que habían sido considerados normales pasaron a tener sobrepeso a pesar de que no habían ganado ni un kilo.

10/4/2014

Las legumbres ayudan a reducir el colesterol LDL

En la cocina, las ventajas de las judías, los garbanzos, los guisantes y las lentejas son evidenes. Son sabrosas y fáciles de preparar. Y desde el punto de vista nutricional, aunque algunos gurús se empeñan en criticarlas sin pruebas consistentes, las evidencias a su favor son claras, como vimos en este artículo anterior. Son nutritivas y se relacionan con beneficios para la salud una y otra vez.

Un nuevo estudio vuelve a mostrarnos su lado más positivo. Se trata de "Effect of dietary pulse intake on established therapeutic lipid targets for cardiovascular risk reduction: a systematic review and meta-analysis of randomized controlled trials", un meta-análisis en el que se han seleccionado y analizado los mejores estudios de intervención que hayan comparado las diferencias en el colesterol de dos dietas isocalóricas, una con legumbres y otra sin ellas.

Y estos son los resultados, representados de forma visual en el gráfico que se incluye:

7/4/2014

Siguen sin aparecer evidencias contra los lácteos enteros

Una de las principales directrices que se da a las personas con riesgo cardiovascular es la de reducir las grasas saturadas. La leche y los lácteos no se libran de esta recomendación y la mayor parte de los pacientes en esta situación suelen estar condenados a tomar de por vida la leche desnatada.

Es cierto que los lácteos enteros aportan grasas saturadas y grasas trans, pero como expliqué en este post anterior, la composición de estos alimentos es compleja y sus efectos también. De hecho, como también conté en este otro artículo, los estudios observacionales encuentra una relación inversa entre el consumo de lácteos y la enfermedad cadiovascular. Y, como se concluyó en este meta-análisis, tampoco en los estudios de intervención (más fiables que los observacionales) se ha encontrado relación significativa entre ambos factores. Es decir, que las pruebas van por un lado y las directrices oficiales por otro.

28/3/2014

Obesidad infantil en España: a ver si nos aclaramos

"España, a la cabeza de Europa en obesidad infantil". "España ya supera a EEUU en obesidad infantil". Cuando uno lee titulares como estos en periódicos medianamente serios, no puede menos que preocuparse. En mi opinión, estar por delante de EEUU en obesidad infantil debería ser motivo de alarma nacional o algo parecido y nuestros políticos deberían actuar de inmediato. Suponiendo que nuestros políticos fueran mínimamente responsables, que quizás sea mucho suponer.

Pero uno se pone a rebuscar un poco sobre este tipo de estadísticas y se encuentra con estudios como "Obesidad infantil en España: hasta qué punto es un problema de salud pública o sobre la fiabilidad de las encuestas", publicado hace unos meses en la revista Nutrición Clínica y Dietética Hospitalaria, en el que sanitarios españoles hacen un análisis de las últimas investigaciones sobre obesidad infantil. Y sus conclusiones quedan bastante bien relejadas en este gráfico que incluyen sobre la prevalencia del sobrepeso y la obesidad según los cinco principales estudios realizados:



24/3/2014

Más estudios sobre suplementos sin resultados significativos

Es bastante frecuente la publicación de estudios sobre suplementos y la mayoría son bastante poco emocionantes, la verdad. A modo de ejemplo, les traigo los cinco que me llegaron la semana pasada, todos ellos de intervención y desde revistas de prestigio::

"Association of Dietary, Circulating, and Supplement Fatty Acids With Coronary Risk: A Systematic Review and Meta-analysis" Este es el meta-análisis del que les hablé en el post anterior, que incluyó el análisis de más de una docena de estudios de intervención sobre ácidos omega-3, sin resultados estadísticamente significativos.

18/3/2014

Otra gran revisión no relaciona las grasas con efectos negativos para la salud

Quienes han leído "Lo que dice la ciencia para adelgazar" saben que hay un capítulo dedicado a desaprender sobre las grasas, es decir, a conocer los mitos y errores que llevan años difundiéndose sobre este macronutriente y que han llevado a convertirlo en el principal culpable de buena parte de las enfermedades crónicas en la sociedad moderna. Pues bien, se acaba de publicar otro gran meta-análisis sobre el tema, "Association of Dietary, Circulating, and Supplement Fatty Acids With Coronary Risk: A Systematic Review and Meta-analysis", que se suma a la ya larga lista de evidencias que exculpan a las grasas, en este caso de tener algo que ver con el riesgo cardiovascular.

17/3/2014

Un estudio concluye que la dieta del grupo sanguíneo no funciona

Hace un tiempo escribí sobre la dieta del grupo sanguíneo, una de esas dietas fraudulentas que se camuflan con términos pseudocientíficos inventados y falsos. Por si no la recuerdan, se trata de una estrategia que propone seguir diferente tipo de alimentación en función del grupo sanguíneo, ya que según sus creadores (Peter D´Adamo está entre los que más se ha forrado con ella), el grupo sanguíneo estaría relacionado con el metabolismo. Si les apetece conocer los detalles pueden leerlos en este post anterior

Como siempre ocurre en estos casos, sus inventores y defensores suelen andarse por las ramas teóricas, pero nunca presentan ningún estudio que demuestre sus teorías. Cuando se les rebate todas esas teorías, normalmente sin pies ni cabeza y a menudo simplemente inventadas, suelen recurrir al típico "tampoco se ha demostrado que no funciona", como si la carga de la prueba debiese caer sobre quien duda, en lugar de sobre quien hace afirmaciones extraordinarias y promete el oro y el moro sin aportar pruebas concretas.

13/3/2014

Carne y cáncer de colon: algunas conclusiones de expertos

Cuando leo titulares sensacionalistas como este, este o este respecto a las terribles consecuencias que podría tener comer muchas proteínas y carne (basados en este estudio), escritos sin el más mínimo contraste crítico, me pregunto si los medios son conscientes del daño que hacen con ese estilo desinformativo, basado en la exageración y el miedo absurdo e injustificado. No voy a dedicar ni un minuto a desmontar todos esos titulares, porque ya se ha hecho desde otros foros, ni tampoco a comentar el estudio, por la misma razón (personalmente recomiendo este artículo de Denise Minger sobre el tema). Yo prefiero ser lo más constructivo posible y poner un contrapunto que resulte interesante y atrayente. Por eso les traigo una revisión (que he conocido gracias a Orges) publicada de forma casi simultánea y que habla de la carne desde una perspectiva mucho menos simplista, más rigurosa y serena. Se trata de  "The role of red and processed meat in colorectal cancer development: A review, based on findings from a workshop", un documento de consenso sobre la relación entre la carne y la salud - sobre todo centrado en el cáncer colorrectal - desarrollado por más de una veintena de expertos que se reunieron en una convención en Oslo a finales del año pasado, convocados por la Academia Noruega de las Ciencias y las Artes.

10/3/2014

Índice glucémico, fibra y alimentos integrales contra la inflamación: "Gana" el índice glucémico

Algunos de los más escépticos con las dietas de bajo índice glucémico suelen recurrir al argumento de que la clave de sus posibles beneficios está en la mayor cantidad de fibra que suelen aportar, por lo que más que fijarse en dicho índice creen que se debería hacer más hincapié en las altas cantidades de fibra y en la promoción de los alimentos integrales.

Por otro lado, la inflamación crónica es una variable cada vez más utilizada para evaluar el estado de salud  y la posibilidad de futuras enfermedades (diabetes, enfermedades cardiovasculares, demencia, algunos tipos de cáncer, etc.), medida mediante diversos indicadores específicos.

Interrelacionando todas estas cuestiones, la revisión sistemática "Association between carbohydrate quality and inflammatory markers: systematic review of observational and interventional studies", recién publicada en la prestigiosa American Journal of Clinical Nutrition, ha analizado todos los estudios observacionales y de intervención que han investigado la relación entre el indicador de inflamación hsCRP (Proteína C-reactiva de alta sensibilidad) o IL-6 (Interleucina-6) y tres tipos de dietas, las de bajo índice glucémico, las enriquecidas con fibra y las ricas en cereales integrales. El objetivo del equipo internacional de expertos era identificar la evidencia científica de las supuestas ventajas respecto a la inflamación que podrían aportar estas tres estrategias dietéticas.

Y estos han sido sus resultados:

7/3/2014

Nuevas recomendaciones dietéticas brasileñas, contra los alimentos procesados


El ministerio de salud brasileño acaba hacer pública su nueva guía de recomendaciones dietéticas para la población. Según se informa desde el propio gobierno, el documento público titulado  "Guia Alimentar para a População Brasileira" - en una versión de borrador avanzado - estará disponible para consulta pública hasta mayo de este año, para que cualquiera pueda hacer llegar a los responsables de su desarrollo las aportaciones que considere oportunas.

Pueden descargarlo completo desde este enlace y si tienen especial interés por la nutrición y las recomendaciones oficiales, les recomiendo que lo hagan, porque es bastante diferente a la mayoría de las guías nutricionales que habrá visto hasta la fecha. Aunque, como es esperable, está escrito en portugués, es de fácil comprensión para cualquier hipanohablante y su lectura les aseguro que merecerá la pena.

3/3/2014

Suplementos de selenio y vitamina E y riesgo de cáncer de próstata

Parece que cuantos más estudios se publican sobre diversos suplementos, peor parados salen. Ya he
hablado varias veces de otros casos y en esta ocasión me temo que les ha tocado al selenio y a la vitamina E. Aunque, para ser más precisos, más que de algo reciente estamos hablando de una confirmación, porque la cuestión viene de lejos.

Hagamos un poco de historia: El ensayo más importante sobre los suplementos de selenio y vitamina E  y su relación con el cáncer comenzó en el año 2001, y fue bautizado con el nombre SELECT - "Selenium and Vitamin E Cancer Prevention Trial". Como se pensaba que estos componentes podían ser útiles para la prevención del cáncer de próstata, para comprobarlo se dividió aleatoriamente a un enorme grupo de más de 35.000 hombres en cuatro subgrupos y se planificó un periodo de intervención de entre 7 y 12 años, comprobando periódicamente la evolución de cada uno de ellos.

24/2/2014

Un minuto de ejercicio, cinco minutos más de vida

Ya sé que siempre recomiendo ser muy prudente con los titulares y con los resultados de estudios observacionales, pero a veces apetece revolcarse un poco entre afirmaciones espectaculares, sobre todo si el fin merece la pena y el medio es el  adecuado. Me voy a permitir la licencia de hacerlo en esta ocasión con el ejercicio físico y su capacidad para mejorar nuestra salud.

Para ello voy a utlizar el masivo estudio de 2012 "Leisure Time Physical Activity of Moderate to Vigorous Intensity and Mortality: A Large Pooled Cohort Analysis", en el que se incluyeron los datos de seis grandes estudios de cohorte (observacionales) de  más de medio millón de personas durante diez años. Los expertos analizaron la asociación entre el ejercicio físico durante el tiempo libre y la mortalidad y concluyeron que había una clara asociación inversa, especialmente si era de intensidad moderada a vigorosa. A modo de ejemplo:
  • Las personas que se ejercitaban 75 minutos semanales, mostraron 1,8 años más de esperanza de vida comparadas con las que no hacían ejercicio.
  • Las personas que se ejercitaban 450 minutos semanales (aproximadamente una hora diaria), presentaron 4,5 años más de esperanza de vida que las sedentarias.

18/2/2014

Comida ultra-procesada, la que más se come

Como bien saben los lectores del libro "Lo que dice la ciencia para adelgazar", cada vez hay más evidencias científicas de que el exceso de alimentos altamente procesados sea uno de los principales contribuyentes a la epidemia mundial de obesidad. Dicho de forma muy resumida, parece que su índice glucémico, digestibilidad, palatabilidad y accesibilidad dificultan su control y gestión por parte de nuestro organismo, de forma que somos incapaces de autorregular su ingesta de forma equilibrada y ajustada a las necesidades energéticas reales. Pueden profundizar un poco más en la serie de posts que escribí sobre las calorías.

Pues bien, una investigación de 2012 desarrollada por expertos brasileños nos da perspectiva de la dimensión que está tomando la invasión de este tipo de alimentos en algunos países. Se trata de "Consumption of ultra-processed foods and likely impact on human health. Evidence from Canada", en la que se analizaron los productos consumidos en más de 5000 hogares canadienses y se clasificaron en los siguientes tres grupos, en función de su grado de "procesamiento":

13/2/2014

Vitamina D, lo que dicen los meta-análisis y revisiones

Voy a ofrecerles otra recopilación de meta-análisis y revisiones, en este caso de una de las vitaminas que está más de moda y que, según algunos expertos, tiene potencial para ofrecer beneficios bastante prometedores, la vitamina D.

Antes, permítanme hacer una pequeña y breve introducción sobre su naturaleza y funciones, que servirá para situarnos un poco y también para saciar un poco la curiosidad de los más interesados en el tema.


Qué es la vitamina D

Aunque en este artículo hablaré a menudo de la vitamina D como una única cosa, realmente es un grupo de compuestos liposolubles (solubles en grasa) del grupo de los esteroides. Los más importantes y estudiados con el colecalciferol (vitamina D3) y el ergocalciferol (vitamina D2), también llamados conjuntamente calciferoles, que presentan este aspecto químico: